• aruiz393

ūüďĪTecnolog√≠a: ¬ŅGasto o Inversi√≥n?

El origen de este dilema podr√≠amos encontrarlo en el √°mbito cultural. En Am√©rica Latina, y posiblemente en todos los pa√≠ses sub-desarrollados a nivel mundial, se ense√Īa contantemente la necesidad de comprar con el precio m√°s bajo; casi nadie nos dice que se debe revisar la propuesta de valor para tomar mejores decisiones.

Desde mi infancia recuerdo que había una especie de dogma popular que consistía en catalogar como de mala calidad todos los productos que decían 'Made in China', asimismo se encontraba más de un vendedor que decía: "... esto es americano...", queriendo demostrar que era de buena calidad ya que provenía de EE.UU.


Debo decir que por mucho tiempo constaté personalmente que dicho dogma era una realidad, los importadores del momento iban a China a comprar los productos de más baja calidad al menor precio, para traerlos a Colombia a venderlos también a un precio muy bajo. Si eran juguetes, servían escasamente para las tres primeras puestas en acción. Al mismo tiempo, uno que otro entusiasta o visionario viajaba a Estados Unidos y traía lo que allí producían, que al comprarlo costaba suficientemente más, pero que definitivamente sustentaban con muy buen calidad.


Por supuesto hoy los tiempos han cambiado, y ya decir 'Made in China' no representa mala calidad, en el país asiático producen la gran mayoría de los productos tecnológicos que consume el mundo entero. Allí es posible encontrar productos desde la más baja hasta la más alta calidad.


Sin importar su pa√≠s de producci√≥n, el dilema espec√≠fico al adquirir tecnolog√≠a es ¬Ņqu√© elijo?, precisamente porque intr√≠nsecamente buscamos la mayor relaci√≥n costo-beneficio de cualquier cosa que paguemos, y mucho m√°s si es tecnolog√≠a. No queremos pagar por algo que se da√Īe a los pocos d√≠as, pero tampoco queremos pagar mucho dinero por algo que aparentemente puedo resolver con menos.


Particularmente en los productos y soluciones de videovigilancia podemos encontrar c√°maras con precios que inician en $ 45,000 (USD 10), hasta $ 5'000,000 (USD 1,500); no es una labor f√°cil para el consumidor final encontrar la soluci√≥n ideal teniendo en cuenta la abismal diferencia en el precio. Los distribuidores optan por realizar un comercio versi√≥n 80's, trayendo los productos con precios m√°s bajos para obtener mayor rotaci√≥n sin importar que s√≥lo obtengan un margen m√≠nimo; y, por escasez en la oferta, el usuario final se adapta a lo que hay disponible. Tambi√©n ha habido un acompa√Īamiento deficiente por los que hoy deber√≠an ser verdaderos mentores en tecnolog√≠a para sus clientes, los integradores de tecnolog√≠a, algunos tambi√©n han tomado la ruta f√°cil y han preferido usar lo poco disponible para sus cotizaciones.


Entonces, ¬Ņqu√© debe hacer el consumidor final para tomar la mejor decisi√≥n en una compra de tecnolog√≠a?. Dos opciones: 1. Educarse o 2. Contratar un consultor que pueda proyectar su soluci√≥n tecnol√≥gica basado en un estudio serio de lo disponible en el mercado. //Intentaremos en este blog (https://www.indova.com.co/blog) compartir informaci√≥n de valor para la toma de decisiones al momento de comprar tecnolog√≠a.


Lo primero que el comprador debe hacer es establecer una escala de necesidades a satisfacer, se debe tener claro que el satisfacer las necesidades, todavía no convierte del todo la compra de un producto tecnológico en inversión, desde una perspectiva absolutamente objetiva.


A manera de ejemplo:

  1. Necesito una c√°mara para vigilar el exterior de mi casa

  2. Me gustaría que pudiera cubrir la zona de acceso vehicular ya que en ocasiones estaciono mi carro allí

  3. Quisiera que la c√°mara me enviara una alerta en caso de que se detecte la presencia de un intruso

  4. Ser√≠a genial que la c√°mara pudiera encender luces o activar alg√ļn movimiento disuasivo, incluso hablarle al intruso

  5. So√Īar√≠a con no tener que pagar al servicio de vigilancia...

De la manera en la que iniciamos nuestro enunciado de necesidad, expresa fielmente el lugar de la escala en el que lo pondríamos. En la medida en la que un producto cubra deseos casi remotos, nuestra compra se convertirá en una inversión, recibiremos compensación inicialmente emocional (satisfacción de necesidad) para luego pasar a compensación incluso económica.


Si el comprador adquiere una c√°mara con muy buena resoluci√≥n, apertura de lente √≥ptima y visi√≥n nocturna, habr√° satisfecho a lo sumo los √≠tems 1 y 2 de nuestra escala de necesidades anterior; pero, si adem√°s la c√°mara se conecta a internet v√≠a WiFi, tiene funcionalidad de detecci√≥n de movimiento y permite la configuraci√≥n de env√≠o de alertas a trav√©s de una aplicaci√≥n, habremos tambi√©n cumplido el √≠tem 3. Ahora bien, si la c√°mara dentro de su electr√≥nica tiene salidas de alarma tipo rel√© (NC/NO), podr√≠amos, con un peque√Īo circuito el√©ctrico y la funcionalidad de detecci√≥n de movimiento, encender una luminaria cumpliendo el requerimiento del √≠tem 4. Finalmente, si la c√°mara incorpora altavoz y micr√≥fono, funcionalidad de reproducir mensajes pre-grabados como disuasi√≥n al momento de detectar una presencia intrusa, y la generaci√≥n de reportes diarios de actividad en el exterior de mi casa, estoy cumpliendo con el requerimiento del √≠tem 5, e incluso instalando un sistema de videovigilancia inteligente podr√≠a cobrarle a mis vecinos por cuidar su exterior. ūü§Ď


Existen otros factores a tener en cuenta como la vida √ļtil, el costo de mantenimiento de mi producto, etc.; que tambi√©n influyen al momento de considerar la compra como un gasto o una inversi√≥n.


En caso de requerir un tema en particular, por favor contáctanos vía correo electrónico: contacto@indova.com.co o déjanos tus comentarios.


Entradas Recientes

Ver todo